En la actualidad, existen una serie de certificados que son obligatorios a nivel de vivienda. Dos de los más importantes son el Certificado de Instalación Eléctrica y el Certificado de Eficiencia Energética.

 

Certificado de instalación eléctrica

También denominada CIE o Boletín Eléctrico, es un certificado que afirma que el estado de la instalación eléctrica de un inmueble es el correcto y puede haber suministro sin que ocurran accidentes, es decir, que es segura y que cumple todos los requisitos técnicos.

Esta revisión se debe realizar en instalaciones cada veinte años o cuando se vaya a realizar cualquier modificación en la instalación eléctrica. Sería como una ITV, pero en electricidad.

 

Coste

El certificado no tiene un precio regulado, por lo que dependerá del electricista o instalador oficial que lo realice.

Su precio también depende de la instalación a revisar y la superficie de ésta.

 

Plazos

Desde que se realiza la visita y el técnico emite el boletín eléctrico manda a industria el certificado, pueden pasar unos cinco días, si es favorable. Si es desfavorable, dependerá del tiempo que se tarde en realizar los cambios y hacer una nueva inspección.

 

Normativa

Este certificado es obligatorio en todas aquellas viviendas si se quiere realizar alguna de estas gestiones:

 

  • Dar de alta la luz
  • Modificación de potencia
  • Cambio de una instalación trifásica a monofásica, o viceversa
  • Quieres realizar cualquier modificación y el certificado anterior tiene más de veinte años.

 

 

 

Certificado de eficiencia energética

El certificado de eficiencia energética o certificado energético es un documento oficial que informa sobre las características y el consumo de energía de un inmueble.

Con este certificado se obtiene una calificación (o etiqueta) gracias al cálculo del consumo anual de energía necesario para satisfacer la demanda energética de dicho inmueble en unas condiciones normales.

La escala de calificación energética es de siete letras y varía entre las letras A (mayor eficiencia y menor consumo) y G (menor eficiencia y mayor consumo).

 

 

Contenido

Cualquier certificado deberá contar, al menos, con la siguiente información:

  • Localización del edificio o parte de él a certificar
  • Identificación del proceso elegido para la obtención de la calificación energética de un edificio. Se deberá incluir la siguiente información:
  • Descripción de las características energéticas del edificio, envolvente térmica, condiciones normales de funcionamiento y ocupación, instalaciones y otros datos utilizados para obtener la calificación energética del edificio.
  • Identificación de la normativa sobre el ahorro y eficiencia energética que se debe aplicar en él.
  • Descripción de las comprobaciones, pruebas e inspecciones que ha llevado el responsable de la calificación energética.
  • Etiqueta energética que corresponde al inmueble
  • Recomendaciones del técnico para que la eficiencia energética pueda mejorarse.

 

Precio

De la misma forma que el anterior certificado, no posee un precio regulado, por lo que el coste dependerá del técnico que lo realice, la superficie del inmueble, la cantidad de aparatos, consumo…

 

Normativa

Desde el punto de visto normativo, la norma actual exige que todos los edificios existentes, al venderse o alquilarse, dispongan de este tipo de certificado. El notario que realice la transacción deberá solicitarlo antes de realizar la compraventa o alquiler.

Con esta nueva normativa se busca que se beneficie a los inmuebles de gran eficiencia ya que consumen menos y, por ende, contaminan menos.